Consejos para homologar un furgón vivienda en España

Homologar una furgoneta camperizada en España es un proceso fundamental para asegurar que el vehículo cumpla con los requisitos legales y de seguridad establecidos por las autoridades. La homologación garantiza que la furgoneta esté apta para circular por las carreteras españolas y que cumpla con las normativas vigentes.

Y es que esta forma de ocio está cada vez más demandada en nuestro país debido al alza de los precios de los hoteles, así como a las múltiples posibilidades de libertad que ofrece. De hecho, poseer un furgón vivienda nos permite recorrer el país de punta a punta y poder parar donde nos apetezca o nos llame la atención, algo que, con un viaje programado no sería posible.

Es por ello por lo que hemos pedido ayuda a los expertos en homologaciones de Gestecnica para que nos ayuden a preparar este post, un texto donde encontrarás consejos y pasos a seguir para poder homologar y legalizar una furgoneta camperizada con la que sentirte libre. Así, algunos de los consejos más importantes que os podemos dar pasan por:

  • Conocer la normativa: antes de comenzar el proceso de homologación, es esencial familiarizarse con la normativa española en materia de homologación de vehículos. Esto incluye regulaciones específicas para vehículos camperizados, como dimensiones máximas, capacidad de carga, instalación eléctrica, gas y otras normas de seguridad.
  • Modificaciones necesarias: identifica las modificaciones necesarias en tu furgoneta para cumplir con la normativa. Esto puede incluir la instalación de sistemas de seguridad adicionales, como cinturones de seguridad adicionales para pasajeros, sistema de gas homologado, sistemas de ventilación adecuados, etc.
  • Acudir a un taller homologado: es importante llevar la furgoneta a un taller o centro de homologación autorizado por la autoridad competente en materia de tráfico. Estos talleres tienen experiencia en la homologación de vehículos y podrán asesorarte sobre los requisitos específicos que debe cumplir tu furgoneta.
  • Inspección técnica: una vez realizadas las modificaciones necesarias, la furgoneta deberá pasar una inspección técnica. Durante esta inspección, se verificará que todas las modificaciones realizadas cumplan con los requisitos de seguridad y normativa vigente.
  • Documentación requerida: prepara toda la documentación necesaria para la homologación, que puede incluir el certificado de características del vehículo, certificados de conformidad de las modificaciones realizadas, factura de compra de los materiales utilizados, entre otros documentos.
  • Solicitud de homologación: una vez que la furgoneta haya pasado la inspección técnica y se disponga de toda la documentación requerida, se debe presentar la solicitud de homologación ante la autoridad competente en materia de tráfico. Esta solicitud puede variar dependiendo de la Comunidad Autónoma en la que te encuentres, por lo que es recomendable verificar los procedimientos específicos en tu región.
  • Pago de tasas: es posible que se deban abonar tasas administrativas asociadas al proceso de homologación. Verifica los costos y procedimientos de pago establecidos por la autoridad competente y asegúrate de cumplir con estos requisitos.
  • Espera del resultado: con la solicitud ya presentada y abonadas las tasas correspondientes, deberás esperar a que la autoridad competente procese la solicitud y emita la homologación. Este proceso puede llevar algún tiempo, por lo que es importante ser paciente.
  • Recoger la documentación: tras ser concedida la homologación, podrás recoger la documentación oficial que certifica que tu furgoneta ha sido homologada y cumple con los requisitos legales para circular por las carreteras españolas.
  • Disfruta de tu furgoneta camperizada: una vez completado el proceso de homologación, podrás disfrutar de tu furgón vivienda con la tranquilidad de saber que cumple con todas las normativas y requisitos legales establecidos en España.

¿Cuáles son los modelos de furgoneta que más se usan para camperizar?

Existen varios modelos de furgonetas que son populares entre los aficionados a la camperización debido a su tamaño, posibilidad de personalización y fiabilidad. En este sentido, algunos de los modelos más utilizados son:

  • Volkswagen Transporter (T5, T6): la gama Transporter de Volkswagen es una de las más populares para la camperización. Con amplio espacio interior y una sólida reputación de fiabilidad, el T5 y el T6 son opciones comunes para convertir en campers.
  • Mercedes-Benz Sprinter: la Sprinter es conocida por su robustez y capacidad de carga. Su amplio espacio interior permite crear diseños de vivienda creativos y funcionales.
  • Ford Transit: la línea Transit de Ford ofrece una variedad de tamaños y configuraciones que la hacen adecuada para destinarla a vivienda. Es ampliamente utilizada debido a su disponibilidad y facilidad para encontrar repuestos.
  • Fiat Ducato / Peugeot Boxer / Citroën Jumper: estos vehículos comparten la misma plataforma y son muy populares en Europa para la camperización. Ofrecen un buen equilibrio entre tamaño, economía y espacio interior.
  • Nissan NV200 / NV300 / NV400: estas furgonetas de Nissan son populares para la camperización debido a su tamaño compacto, bajo consumo de combustible y maniobrabilidad en espacios reducidos.
  • Renault Trafic: similar al Volkswagen Transporter, el Renault Trafic ofrece un amplio espacio interior y una conducción cómoda, lo que lo convierte en una opción popular para la modificación.
Scroll al inicio